sábado, junio 24, 2006

El triste día de mi onomástica


Nunca me ha llenado celebrar el día de mi onomástica, pero como en cualquier familia llena de buenos 'Juanes', al final la costumbre termina imponiéndose y las felicitaciones son preceptivas.

Hoy es el día de San Juan Bautista, aquel que dijo de Jesucristo: "después de mí viene un hombre que es antes de mí, porque era primero que yo". Un día festivo, de tradiciones paganas y religiosas de gran arraigo social, de ferias y espectáculos taurinos en toda la geografía extremeña y española...

Sin embargo, este año ya no es igual. Ya nunca volverá a ser igual para mí. Hoy, especialmente, una triste sensación de vacío y de impaciencia por la vana espera de una felicitación recíproca me empuja a quedar constancia de mi recuerdo emocionado de 'aquel que vino antes que yo'.

A él, que tanto luchó y trabajó por los suyos sin esperar nada a cambio, le debo todo cuanto soy y sé... SIEMPRE ESTARÁ EN MI MEMORIA.

3 comentarios:

josemaría dijo...

Un abrazo fuerte, Juanmi.
jose

J.M. Méndez Peña dijo...

Qué tal, Jose. Ya vi que me agregaste a tus blogs más visitados: no sé si Buba te habrá dicho que soy un poco 'tiquismiquis', pero te agradecería que pusieses la tilde a MÉNDEZ...jeje. Gracias por mostrar tu interés por este mi humilde espacio de opinión; a mí también me gusta leer el tuyo.

Por lo demás, espero verte pronto para cambiar impresiones. Un abrazo,

JUANMI.-

josemaría dijo...

Un placer que me corrijas. Hazlo sin piedad, el tacto lo doy por descontado. Un abrazo. jose