domingo, noviembre 18, 2007

Fascismo y antifascismo

Ambiente enrarecido este que ahora vivimos en la víspera de la conmemoración/celebración del 32º aniversario de la muerte de Franco, el 'españolito' que, en palabras de J.L. de Vilallonga, "gobernó España como un cortijo" durante cuatro décadas.
Anoche me fui cabreado a la cama tras ver un "debate" en el programa "La Noria" de Telecinco donde, como ya es costumbre, se profundiza en el sensacionalismo y en la polémica del momento, que es lo que suele dar audiencia. En ese corrillo se abordaron las manifestaciones que se están convocando en los últimos días en muchas ciudades españolas en protesta por la muerte de un joven antifascista en manos de neonazis, y se equiparaban con las de otros grupos de nostálgicos del franquismo, ultraderechistas y neonazis que quieren campar a sus anchas... En dicho debate, moderado por el presentador Jordi González, intervinieron 4 eminencias del panorama nacional: D. José Luis Roberto, presidente de España 2000; D. Manuel Canduela, líder de Democracia Nacional (DN); D. Jimmy Jiménez Arnau que, además de por sus hemorroides, es famoso por haber estado casado con una nieta del Generalísimo; y D. Alfredo Urdaci, profesional del periodismo, independiente donde los haya... Al parecer este "pluralismo" de la mesa de debate se debió a la negativa de Esteban Ibarra, presidente de la asociación Movimiento Contra la Intolerancia, y de Pilar Rahola, carismática política y periodista de izquierdas, que no quisieron sentarse en la mesa con los dos impresentables (¿o eran 3 ó 4?).
Sí, resulta patético entablar un diálogo con ultraderechistas (yo he llegado a discutir pacíficamente de lo divino y de lo humano hasta con jóvenes falangistas con carné), pero no podemos permitir que estos energúmenos monopolicen la dialéctica, porque se amparan en el pluralismo ideológico y utilizan nuestro mismo registro político para luego fomentar prácticas antidemocráticas e intolerantes en la calle.
Hace algunos días un amigo mío 'red skin head', afiliado a Juventudes Comunistas, me proponía que todos los jóvenes de izquierdas nos uniéramos para formar un comité antifascista en Cáceres, algo que ya suena a épocas que hoy a nadie nos gustaría revivir... Si no conociera la trayectoria de mi amigo, me hubiera unido feliz y concienzudamente a su causa. Pero siempre he pensado que la intransigencia y los extremismos no conducen a nada. DEBEMOS LUCHAR CONTRA LA INTOLERANCIA, Y NO PONERNOS NUNCA A LA ALTURA DE LOS QUE USAN LA FUERZA PARA DEFENDER SUS IDEAS. Y la dealéctica, bien utilizada, es nuestra mejor arma.
Termino con una frase que se le atribuye apócrifamente a Voltaire: "No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharé hasta la muerte para que tenga el derecho de decirlo". No llegando nunca a las manos, claro...

6 comentarios:

María Núñez dijo...

ES vergonzoso si, Juanmi... y me da rabia tener que sentarme ante la televisión y ver tantas injusticias que unos cuantos ven justas para ellos, y todavía encima tener que callarme muchas cosas porque no sé con lo que pueda encontrarme, pero NO no y una vez mas NO, me niego a callar ante tanta desgracia. Ante tantas personas inocentes que por el hecho de defender sus ideales mueren a manos de quiénes no conocen el significado de la palabra Justicia, ni de la palabra Libertad, ya que la confunden con libertinaje. Todos los extremos son malos, y si la extrema izquierda lo es, es porque existe la extrema derecha. Párate a pensar, que si la extrema derecha no existiera, ni se alabaran los terroríficos actos cometidos por Hitler, Franco etc, no tendría que existir la extrema izquierda que pretende acabar con el fascismo, no hubiera existido Lenin, ni Stalin, ni siquiera Hugo Chávez y Fidel Castro, repito todos los extremos son malos. Lo mejor es el punto medio, pero hay personas que eso no lo entienden, y ahí es dónde entramos nosotros a actuar.

Un besazo compañero.

JUAN MIGUEL MÉNDEZ PEÑA dijo...

Efectivamente, María, AHÍ ES DONDE TENEMOS QUE ACTUAR NOSOTROS, no tanto en la búsqueda del punto medio (o se está o no se está en contra del fascismo), sino en la forma de defender la libertad y luchar contra el fascismo EN EL ÁMBITO DIALÉCTICO, es decir, en el discurso político, en el debate ideológico.

Ya sabes que hay grupúsculos que sólo buscan su minuto de gloria y que quieren convencer por la fuerza porque no tienen fuerza para convencer...

Un abrazo, compañera.

María Núñez dijo...

Mira, esto lo atribuyo a algo que estoy estudiando ahora y que la verdad siempre me ha gustado (aunque mis últimos resultados no sean los mejores, y si los peores pero volveré a la carga... o eso espero, por lo menos me esfuerzo).

Quería hacer una comparación, que creo, que si sabes algo de filosofía o recuerdas, vas a entender muy bien.

Cuando la filosofía comenzó a considerarse una ciencia mas, y después de los Presocráticos, llegaron a Atenas los primeros profesores, llamados también Sofistas. Quiénes pretendían por la fuerza, CONVENCER a los ciudadanos de que lo que ellos predicaban era la verdad... PERO, mas tarde y a tiempo, llegó Sócrates, del cual sería discípulo Platón (que por cierto me encanta!!)y el cuál, lo que llevaba a cabo era el diálogo, no para convencer a la gente, sino para que la propia gente se diera cuenta de cuál era la verdad y cual no. A raiz de ahi surgieron varias corrientes, de unas estaba a favor, de otras no y todo eso... pero a lo que quiero llegar es que, en España, están los Sofistas por un lado, y por el otro, Sócrates y Platón. Curiosamente a Sócrates lo mataron por defender sus ideas hasta el final, como a los republicanos y Platón llevó a cabo todo lo que Sócrates no pudo, como creo que hacemos nosotros.
Y entonces... ¿Quiénes serían los Sofistas? pues piensa... quienes por medio de la fuerza pretenden convencer al mundo de que tanto Hitler como Franco siguen vivos... pero a nosotros, NUNCA NADIE NOS CONVENCERÁ... En el punto medio se encontraría la población, a la que tenemos que hacer entrar en razón que con violencia, racismo, xenofobia y homofobia no llegaremos a ninguna parte.

Siento haberte aburrido... pero tenía que decirlo o reventaba!! tanta filosofía va a volverme loca!!

un abrazo!!

JUAN MIGUEL MÉNDEZ PEÑA dijo...

No me aburres, en absoluto, María. Haces bien en tratar de aplicar lo que estás aprendiendo en bachillerato (bonita edad...) a la cruda realidad.

Yo haría más simple aún la comparación que planteas:

1º) Están los sofistas, los que utilizan sofismas, los que planean y difunden entre los suyos triquiñuelas políticas a los demás con el único fin de conseguir un sillón, los que hacen creer que están en posesión de la verdad absoluta, los que buscan un fin sin importarle los medios, los que tratan de VENCER para satisfacer su ego, los hipócritas que nos ven más como votantes que como ciudadanos sujetos de derechos y obligaciones...

2º) Y luego estamos los filósofos (vamos, a mí esta caracterización me viene grande), los que pensamos más en el bien común que en el propio (no llegando a ser tonto, claro), los que utilizamos más la diplomacia, los que miramos a la par el fondo y la forma, los que decimos lo que pensamos sin creernos infalibles y conscientes de que como humanos podemos equivocarnos, los que buscamos CONVENCER antes que vencer a cualquier precio, los que creemos en la libertad y en la razón del individuo...

En algún momento, María, hasta nosotros nos comportamos como sofistas. Pero, a decir verdad, con el panorama que tenemos, no hace falta remontarse ni a Hitler ni al innombrable que murió hace hoy 32 años. ¿Qué dirigentes de qué partido crees que se comportan como sofistas en este momento? Los que durante casi 4 años, dolidos por no estar en el poder, ha pretendido seguir engañando, confundiendo, amenazando, crispando... Puede que en algunas cuestiones puntuales podamos coincidir; pero nunca podemos olvidar que, en el fondo, son "sofistas" que se pusieron la chaqueta de la democracia sin quitarse la 'camisa nueva que tú bordaste en rojo ayer'...

En fin, María, espero que no sueltes nada de lo que yo te digo por aquí en los exámenes. No soy un experto en filosofía (me hace gracia que me tengas enlazado como "Juanmi y su filosofía"), pero cada uno tenemos nuestra idea, nuestra verdad, nuestra razón, que sólo es una entre la gran variedad de ideas, verdades y razones de este mundo loco en que vivimos.

Ánimo y sigue siendo valiente. Seguro que irás aprobando todo poco a poco. ¡Un abrazo! ;)

María Núñez dijo...

YA... lo de Sofistas iba con segundas y no lo pillaste... jejej iba también para el partido innombrable, pero preferí hacerlo desde la clandestinidad!! jeje, aun asi nos entendemos.

Pues te tengo puesto "Juanmi y su filosofía" porque me parece interesante lo que escribes, y la filosofía me encanta aunque no sea muy normal en una chica de 17 años... pero yo es que de normal tengo poco. Mis gustos son TOTALMENTE especiales, y me alegro porque hay que tener personalidad aunque eso te cueste tener algún que otro problemilla con la gente intolerante. Por cierto, que tengo buenas noticias, mi estudio ha dado fruto por fin, que ya era hora y como dice Merchán, sólo era cuestión de arrancar y creo que lo he hecho a tiempo. Estar mal no iba a solucionarme nada, asi que preferí coger el toro por todas partes, y asi, tengo un 8 en economía.

Un besote, y por cierto, cada día estoy mas segura de estudiar Derecho, y en Cáceres, por supuesto.

JUAN MIGUEL MÉNDEZ PEÑA dijo...

Si en el fondo sé perfectamente a lo que te referías. Pero yo he querido ir mucho más allá: los "sofistas" a los que te refieres ni siquiera razonan. Ellos se apegan a una idea política concreta y luego buscan argumentos para defenderla, aunque en el fondo no prediquen con el ejemplo y lleguen, incluso, a utilizar la "dialéctica" de la fuerza para hacerse valer.

Nosotros, en cambio, tenemos argumentos/razones (vemos una injusticia social, detectamos la violencia, buscamos el bienestar de una mayoría social...) y tratamos de forjar con ellos una idea que luego defendemos por los cauces siempre democráticos. Esa idea es el socialismo (o socialdemocracia); otros, en cambio, optan por lo mismo pero desde otra postura: el liberalismo, que viene a ser lo mismo que el conservadurismo. Pero eso es objeto de otro debate.

Mientras sigamos pensando que este tipo de "rollos" no van con nosotros, entonces vendrán otros y pensarán y actuarán por su cuenta y a nuestras espaldas. Me alaga que veas "interesantes" mis -a veces- monólogos escritos, que no son más que reflexiones profundas (no tanto 'filosóficas') sobre aquello que ocurre a nuestro alrededor, más cercano o más remoto. No te sientas "anormal" por tu forma de proceder, porque en este mundo no existen cánones; personas "raras" como tú también son necesarias en esta sociedad, aunque no imprescindibles. Lo importante es 'ser tú misma', lo que quieras ser, no lo que quieran o vean mejor los demás.

Enhorabuena por los resultados en Economía. Tú, al igual que yo, estás luchando por terminar una etapa para empezar otra. En este caso, veo que vas a optar por el camino que yo inicié hace ahora 5 años y que espero concluir -ese es mi deseo- en febrero de 2008. El Derecho, como forma de entender y resolver los conflictos de este mundo loco donde vivimos... ainsss

Sigue luchando y cuenta con mi reconocimiento y apoyo en todo lo que necesites. ¡Un abrazo!